Con un pequeño error, podrías arruinar tu paella. Si sigues el procedimiento correcto, tu paella podría terminar sabiendo como debería. Una vez que selecciones los arroces de Palamós adecuados estarás listo para comenzar.

Las paellas adecuadas deben estar secas después de ser cocinadas en las condiciones adecuadas. Son comidas a base de arroz que se cocinan en una cacerola de acero al carbono ancha y poco profunda. Pero, cuando se preparan con exceso de calor o se revuelven mientras se cocinan, pueden quemarse o volverse blandas.

Si quieres una paella seca y bien condimentada, ya sea una paella de marisco o una paella valenciana, entonces debes seguir leyendo. Si tú también necesitas información sobre cómo podrías detectar una mala paella en un restaurante, vas por buen camino.

 

¿Cuándo llega el arroz a España?

España es uno de los países que mejor se destaca en la preparación del arroz. No solo ciudades como Valencia y Murcia, realizan platos maravillosos a base de arroz. También los arroces de Palamós son bastante populares.

No obstante, antes de explicar las diferencias que tiene una paella de un arroz caldoso, es necesario saber cómo llega el arroz a este país europeo.

arroz-españa-blanco-platos

Cuando el rey aragonés Jaime I tomó Valencia en 1238, los arrozales se extendieron hasta la ciudad. Para evitar epidemias de malaria, el rey ordenó restringir el cultivo de arroz a la zona de la laguna de la Albufera.

Desde entonces, la ciudad de Valencia se ha expandido hasta el borde del lago y, una vez más, enormes campos de arroz casi llegan a los límites de la ciudad. La ciénaga plana atravesada por canales es una de las zonas de cultivo de arroz más famosas de Europa. Y es considerada como la cuna de la paella.

La planta amilácea Oryza sativa se cultiva desde hace unos 6000 años. Los moros trajeron a la península ibérica desde el norte de África la hierba de los prados tropicales, originaria de India y China, y con ella el necesario arte del riego. La palabra española para arroz, se origina en la palabra árabe ar-ruzz.

¿Qué es la paella?

Antes de explicar cómo se debe ver una buena paella, es importante saber de qué se trata este plato. Entre los distintos tipos de arroces de Palamós y toda España, la paella es uno de los más populares.

Básicamente se trata de un tipo de arroz seco que se realiza con diversos ingredientes como carne, verduras, aves, pescados, entre otros.

Es un plato tradicional de la gastronomía española, más aún de Valencia. Sin duda alguna, una de las características más importantes de esta deliciosa preparación es que bajo ningún concepto debe quedar caldoso.

paella-gambas-restaurante-raco

¿Cuál es el origen de la paella española?

La paella era originalmente comida de agricultores y trabajadores agrícolas, cocinada por los trabajadores sobre un fuego de leña para la comida del almuerzo. Estaba hecho con arroz, más lo que había en los campos de arroz y el campo: tomates, cebollas y caracoles, con algunos frijoles agregados para darle sabor y textura.

También se le podría haber añadido conejo o pato, y para ocasiones especiales, pollo más un toque de azafrán para darle un color y sabor extra especial.

Un dato interesante de este plato es que se solía comer de forma directa desde la sartén en la que se preparaba. Básicamente, cada persona tomaba una cuchara para comer sin servir en un plato.

Poco a poco, a medida que el “arroz a la valenciana” se hizo más popular, las recetas de paella se fueron adaptando y apareciendo nuevas variantes hasta expandirse incluso a los arroces en Palamós.

Dado que Valencia está en la costa, no es de extrañar que varios tipos de mariscos se introdujeran en las recetas a lo largo de generaciones. Ahora paella es el nombre genérico de unos 200 platos de arroces de la región de Valencia, por no hablar de otras partes de España y el resto del mundo.

Hasta la fecha, la receta tradicional de paella en Valencia no incluye mariscos. Se basa en una combinación de conejo, caracoles y pollo. Además, se le añade a la preparación judías tanto blancas como verdes.

¿Una buena paella debe ser caldosa?

La respuesta es no. Uno de los errores más comunes a los que nos lleva el no saber nada de los arroces de Palamós, es pensar que la paella es igual que un arroz caldoso. La paella correcta no queda caldosa, pues no se trata de un risotto. Después de cocinarse, la paella debe endurecerse y secarse totalmente.

Si durante la preparación notas que tu paella sigue blanda por más tiempo de lo esperado, entonces algo salió mal. Agregar más agua de la que necesita esta preparación, puede ser fatal. Mucho peor, es revolver la preparación mientras se estaba cocinando.

paella-restaurante-raco
arroz-restaurante-comida-mejillones-vino-raco

¿Qué es el arroz caldoso?

La principal diferencia entre un arroz caldoso es que, mientras que una paella está casi seca, con todo el caldo absorbido, el arroz caldoso todavía tiene mucho líquido. Este plato es popular en toda la Península Ibérica, y aunque el marisco o el pollo son los ingredientes más comunes, también existen muchas otras versiones.

Este delicioso arroz caldoso de esta región tiene su origen en la comida que preparaban los pescadores a bordo de sus embarcaciones. Destaca el arroz, los pimientos picantes, el pescado de roca y la morralla pescada ese día. Normalmente se sirve con el arroz por un lado y el pescado por el otro. Si le añades un poco de salsa alioli lo disfrutarás aún más.

¿Es lo mismo un arroz caldoso que una paella?

Como bien hemos mencionado antes, la paella no debe quedar caldosa. Con esto es suficiente para entender que no se trata de lo mismo que un arroz caldoso. Hay una diferencia importante entre estos dos tipos de arroz y no es otra que su origen. La paella es propia de Valencia y el arroz caldoso es natural de Murcia.

Ambos platos se encuentran entre los mejores arroces de Palamós y cada uno tiene características que los hacen ser platos realmente exquisitos.

Cada una de las preparaciones destaca por tener un lugar de origen propio. La paella, el arroz caldoso y el arroz a banda; pueden ser muy parecidos a criterios generales.

No obstante, tienen diferencias importantes, partiendo inicialmente por el lugar en el cual se cocinan. La paella es un plato tradicional de la cultura Valenciana. Por su parte, el arroz caldoso o caldero es de Cabo de Palos en Murcia.

Sin embargo, su origen no es todo lo que distingue a estos dos platos. El modo de preparación también es bastante diferente. El arroz caldoso se realiza en una cacerola u olla alta y la paella en cambio, se realiza en lo que se conoce como paellera.

Por otra parte, el arroz caldoso se realiza a base de pescado que se sofríe previamente en pimientos dulces cortados. Como su nombre lo indica, el arroz es caldoso. La paella por su parte, es un tipo de arroz seco.

versiones. Los arroces de Palamós también destacan por tener variedad de paellas para ofrecer.

arroz-blanco-tason -de-arroz

Importancia del arroz para la cultura española

Tanto los arroces de Palamós, como el resto de las preparaciones a base de arroz en toda España son más que comida. Estos platos definen la cultura de este país que se ha afianzado durante muchos años. En la actualidad, España celebra cada 27 de marzo el día nacional de la paella.

Por otra parte, es importante mencionar que todos los jueves se acostumbra a comer este plato típico español en muchas ciudades. La variedad de recetas enfocadas hacia la paella valenciana son muchas. De hecho, aún se debate si debe incluir mariscos o no.

A pesar de los distintos modos de preparación, siempre será un plato único que caracteriza lo mejor de la gastronomía española. Es importante recordar una vez más que a pesar de tener bastante similitud con el arroz caldoso de Murcia, son platos distintos. Cada uno posee cualidades maravillosas que merece la pena degustar.

No es posible determinar cuál es la mejor opción entre un plato y otro, pues depende mucho de la cultura y las preferencias gastronómicas. En cualquier caso, no está de más probar cada una de las variedades que nos ofrecen este alimento.